miércoles, 7 de mayo de 2008

Es el mejor de todos


La NBA hizo el anuncio oficial y Kobe Bryant fue elegido el Jugador Más Valioso

LOS ÁNGELES -- Sólo en el mundo de Hollywood y en el de Kobe Bryant se puede entender que en un paréntesis de sólo ocho meses, la estrella de los Lakers pasase de ser un profesional infeliz, pidiendo a gritos el traspaso, a convertirse en el ganador del premio de Jugador Más Valioso de la NBA.


Bryant no sólo vio cumplido su gran sueño, sino que además unió su nombre al de los legendarios Kareem Abdul-Jabbar, Magic Johnson y Shaquille O'Neal como ganadores del premio de JMV de la liga en la historia de los Lakers.


Abdul-Jabbar también ganó tres premios de JMV con los Milwaukee Bucks.
La gran temporada de Bryant, "la mejor de profesional", como el jugador reconoció en rueda de prensa, permitió a los Lakers volver a ser los líderes de la Conferencia Oeste y uno de los equipos favoritos a luchar por el título de liga.


"Lo único que puedo decir es que considero el premio como una bendición y un honor, pero este año también deseo otro trofeo", declaró Bryant, en referencia al título de liga.


Bryant admitió que conseguir el título sería como completar el guión con final perfecto de una película de Hollywood.


El jugador-estrella de los Lakers, que estuvo en la rueda de prensa rodeado de sus compañeros, entrenador y directivos, simbolizó la nueva realidad que él mismo vive como profesional y persona, dejando atrás la imagen de egocentrista, prepotente y alejado de todo lo que fuese el compañerismo dentro y fuera del campo.


"Es un trofeo que nunca hubiese podido ganar por mi mismo", declaró Bryant. "No tengo suficientes gracias para darles a estos que son mis compañeros y hermanos".


El jugador de los Lakers se refería a jugadores como el ala-pivote español Pau Gasol la gran adquisición desde el pasado mes de febrero, al base Derek Fisher que llegó de refuerzo al comienzo de temporada, y la madurez de los jóvenes valores como Jordan Farmar y el esloveno Sasha Vujacic.


Sin contar con el centro Andrew Bynum, que tuvo un comienzo de temporada brillante, pero una lesión lo tiene apartado del equipo.


Los Lakers buscan conseguir la ventaja de 2-0 para viajar luego a Salt Lake City sin presión.
El entrenador de los Lakers, Phil Jackson, dijo que el premio fue justo porque no había ningún otro jugador en la liga que se lo mereciese más que Bryant.


"Trabajó más que nadie por alcanzar sus metas", subrayó Jackson, que bajo su dirección también consiguieron los premios de JMV, Michael Jordan, cinco veces, con los Chicago Bulls, y O'Neal con los Lakers.


Además, Bryant es un profesional con una filosofía completamente diferente tanto dentro como fuera del campo, al sentirse integrado por completo con sus compañeros, que cuando ganó los tres títulos de liga con O'Neal.


"Es mucho mejor compañero, maduró, hay quedarle crédito y se merece el premio porque trabajó muy duro para conseguirlo", destacó Brian Shaw, entrenador asistente de los Lakers, que fue compañero de O'Neal y Bryant hasta la temporada del 2003.


Bryant, un veterano de 11 temporadas y tres títulos de liga en su poder, no había logrado hasta ahora el premio de JMV después de quedarse dos veces en el tercer lugar de la votación.


Esta vez el panel de 126 periodistas especializados de Estados Unidos y Canadá que cubren la información de la NBA, lo vieron como el mejor al darle 82 votos para el primer lugar y 1.105 puntos.


Bryant, segundo máximo encestador de la pasada temporada regular, tuvo su mejor votación para conseguir el premio de JMV en la de 2002-2003, cuando quedó tercero, lo mismo que el año pasado, que lo ganó el alero alemán Dirk Nowitzki, de los Dallas Mavericks.


El escolta estrella de los Lakers, máximo encestador de la liga en las temporadas del 2005-06 y 2006-2007, la pasada liga consiguió unos promedios de 28,3 puntos; 6,3 rebotes; 5,4 asistencias y 1,8 recuperaciones de balón en los 82 partidos que disputó, a pesar de tener lesionado desde febrero el dedo meñique de la mano derecha.


Un especialista le recomendó que se sometiese a una operación quirúrgica para corregirle la rotura de un ligamento que sufre en su dedo, pero Bryant decidió esperar a completar la competición de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 con el equipo nacional de Estados Unidos.


La aportación de Bryant, junto con la llegada del ala-pivote español Pau Gasol, fue decisiva para que los Lakers quedasen como líderes de la Conferencia Oeste y en la primera ronda de la fase final barrieron por 4-0 a los Denver Nuggets.


Bryant, que sólo fue superado por James, en la lista de máximos encestadores, sucede a Shaquille O'Neal como jugador de los Lakers en ser nombrado JMV después de que el centro lo obtuviera en la temporada 2000-2001 cuando ambos eran compañeros.

Otros jugadores de los Lakers que también recibieron el premio, que comenzó a otorgarse en 1956, fueron los legendarios Kareem Abdul-Jabbar y Magic Johnson.


Abdul-Jabbar también ganó tres premios de MVP con los Milwaukee Bucks.