viernes, 4 de mayo de 2007

Ahora esperan rival


Los Warriors de Don Nelson derrotaron al ex equipo que entrenó anteriormente para llevar a Golden State a ganar una serie histórica.


OAKLAND, California, EE.UU. - Baron Davis y Stephen Jackson impulsaron a los desharrapados Warriors a la segunda ronda de la temporada en el logro quizá más impresionante de postemporada en la NBA, que Golden State culminó incluso con otra actuación memorable en su cancha.


Davis animó a los Warriors con sólo una pierna sana al ignorar un tendón lastimado hasta anotar 20 puntos, Jackson impuso marca de franquicia en playoffs con siete triples y Golden State fue el equipo octavo preclasificado que por primera vez gana una serie a cuatro de siete la noche del jueves cuando venció 111-86 al mejor equipo de la NBA, los Mavericks de Dallas, en el sexto partido.


El equipo apasionado que dirige Don Nelson derrotó al antiguo equipo del entrenador y contuvo al posible jugador más valioso de la liga, Dirk Nowitzki, en sólo ocho puntos y dos lanzamientos acertados después de que había salvado a los Mavericks con 30 puntos en la victoria por seis puntos en el quinto partido del martes.


Los Warriors, en su primera postemporada en 13 años, comenzarán la segunda ronda la noche del lunes, en Houston o Utah.


Jackson _ que evitó la suspensión para el sexto partido luego de dos expulsiones en la serie _ conectó cuatro triples en el ataque decisivo de 24-3 en el tercer cuarto y finalizó con 33 puntos que fueron la producción mayor de su carrera en playoffs, mientras Davis agregó 10 rebotes y seis asistencias. Salió de la cancha agitando los brazos cuando restaban 2:19 minutos de juego entre exclamaciones de los espectadores que lo ven como el jugador más valioso.

sonó el pitazo final, los Warriors celebraron con abrazos entre una lluvia de confeti en la cancha.

Biedrins tuvo 12 puntos y 12 rebotes, sin mencionar un puñado de jugadas clave, en tanto Matt Barnes explotó su primera gran oportunidad en la serie con 16 puntos, 11 rebotes y siete asistencias. Jason Richardson agregó 15 puntos, cinco rebotes y cuaro asistencias.


Josh Howard anotó 20 puntos y Jerry Stackhouse tuvo 14 de sus 20 puntos en el primer período para los Mavericks, que llevaban 67 victorias y que junto con el propietario Mark Cuban tenían grandes esperanzas de avanzar en la postemporada con base en sus resultados extraordinarios en la campaña regular.


Los Warriors son apenas el tercer equipo que en su condición de octavo preclasificado derrota al líder, pero es el primero que lo consigue desde que la primera ronda cambió el formato de ganar tres de cinco partidos para tomar el actual. Los Nuggets de Denver (1994) y los Knicks de Nueva York (1999) son los otros equipos con la proeza.