lunes, 7 de mayo de 2007

Simplemente, los Yankees tenían el dinero

Al final, los Astros no se sorprendieron. Tampoco los Medias Rojas. Los Yankees son los Yankees. Joe Torre es Joe Torre.
Derek Jeter, Andy Pettitte y Jason Giambi aún están vestidos a rayas. Y tienen el presupuesto como para gastar 6.5 millones por mes (incluyendo salario e impuesto de lujo) -- 2.9 millones más de lo que pagaron los Astros el año pasado, considerablemente más de donde dejaron los Medias Rojas -- para traer al mejor lanzador del béisbol moderno de la historia al rescate de un descompuesto staff de lanzadores.

Clemens se ganará $6.5 millones mensuales(Getty)
Hubo cierta atracción a Houston y Boston. Los Astros son su equipo de casa, los empleadores de su hijo. Los Medias Rojas lo llevarían al éxito y le permitirían quebrar el empate por victorias de franquicia (192) con Cy Young. Cuando los Medias Rojas se reunieron con Randy Hendricks el martes, le hicieron una oferta de 18 millones que esencialmente incluía el mismo calendario del año pasado, lo que implica trabajar su camino desde las ligas menores en junio para reunirse a la rotación de Boston alrededor del 20-22 de junio. Durante ese tiempo, los Medias Rojas continuarían con su rotación actual, que tiene marca de 16-9 con una efectividad de 3.79 -- a pesar del hecho de que Jon Lester aún está fuera de juego y Daisuke Matsuzaka aún no ha afinado su mecánica -- e intentarán ampliar su ventaja en la División Este de la Liga Americana.

Los Astros si necesitaban a Clemens; Jason Jennings está lesionado, Woody Williams tiene una efectividad de 5.49, y --más allá de Roy Oswalt-- están intentando trabajar con jóvenes tales como Matt Albers y Wandy Rodríguez.

Los Medias Rojas querían a Clemens para septiembre y octubre. Querían asegurarse que estuviera fresco para la racha final y para la postemporada después de cumplir 45 años el 4 de agosto, especialmente en la División Este de la Liga Americana, la división más dura para cualquier lanzador.
Ahora continúan con Julián Tavárez hasta que Lester esté listo, o consideren mover a Clay Buchholz, de 22 años de edad, en agosto, o hagan algún trato. Mientras tanto, tomarán su dinero y reinvertirán en el sorteo.

Los Medias Rojas y los Yankees financian muchas cuentas en el béisbol, entonces cuando gastan 14.5 millones y 14 millones, respectivamente, en el draft del año pasado, se pueden dar el lujo de hacer estas cosas.

Todo esto reincide en el dinero. Pocos agentes hicieron las cosas tan bien para sus clientes como los hermanos Hendricks para Clemens - desde sus comienzos en Boston hasta usar a los Medias Rojas contra los Yankees para obtener el trato de Toronto, a usar a los Medias Rojas y a los Yankees para exprimir a Drayton McLane. Ahora esto. ¿Entonces los Yankees están pagando más de 8 millones por mes en salario e impuesto de lujo a Clemens y a Carl Pavano?
Pueden hacerlo. Ver a Clemens lanzar contra los Medias Rojas en septiembre es algo que no podemos perdernos, y George Steinbrenner ha visto suficiente con 10 abridores en 30 partidos.