martes, 30 de octubre de 2007

El sueño es posible


Conversaciones por un posible pase de Kobe Bryant a Chicago son cada vez más reales.


Las conversaciones por un posible pase de Kobe Bryant a Chicago son muy reales, y hace rato que tienen peso.
Los Angeles Lakers y los Chicago Bulls vienen teniendo conversaciones diarias acerca de las probabilidades de un posible intercambio por Bryant hace una semana, en donde la cláusula de no-intercambio de Bryant aporta con un factor único a la situación, según las fuentes.

Los Lakers están pidiendo un paquete construido en torno a Luol Deng, Ben Gordon, Tyrus Thomas y Joakim Noah, que es más de lo que Chicago está dispuesto a ceder. Por otro lado, Bryant no querría jugar en Chicago si los Bulls cedieran a esos cuatro jugadores, pensando que no habría talento suficiente para competir por el campeonato, e invalidaría ese trato por más que los Bulls y los Lakers estuvieran a favor del cambio.

Complicando más aún la situación en la división en la oficina central de los Lakers, una casa dividida entre los deseos del dueño Jerry Buss, su hijo Jim, su hija Jeanie y el gerente general Mitch Kupchak. Según las fuentes, una facción parece estar más determinada que nunca a partir con Bryant, mientras que otros aún creen que Bryant puede ser persuadido a permanecer en Los Angeles.

Bryant permaneció fuera del último partido exhibición de los Lakers el viernes por la noche en Las Vegas tras haberse lesionado su muñeca derecha en el partido previo de los Lakers. Se ha vuelvo un hecho aceptado en los Lakers que Bryant quiere ser tratado, y dos fuentes directas reconocen las incipientes conversaciones de trato.

Con lo que mientras la única cláusula de no intercambio de la NBA le da a Bryant sustancial empuje en la determinación de su futuro, también está coartando a los Lakers en sus esfuerzos de obtener algo equilibrado a cambio. Una fuente dijo que la supuesta oposición de los Bulls de incluir a Deng en cualquier trato había sido exagerada en recientes reportes mediáticos.

Jackson dijo que espera que Bryant juegue el martes por la noche en la apertura de temporada contra los Houston Rockets.
Bryant se lesionó tras que el pívot de Utah, Mehmet Okur, lo chocara el martes por la noche en un partido exhibición en Anaheim.