domingo, 28 de octubre de 2007

Ya preparan la escoba


sobrevivieron un susto en su primer partido de Serie Mundial en el Coors Field, y ahora están al margen de su segundo campeonato en cuatro años.


Boston puede completar su segunda barrida de Serie Mundial con otra victoria contra los Rockies de Colorado en el cuarto partido, el domingo por la noche.


Los 22 equipos previos que tomaron una ventaja de 3-0 en la Serie Mundial pasaron a ganar -incluyendo a los Medias Rojas en el 2004- cuando tomaron cuatro consecutivos de los Cardenales de San Luis para ganar su primer título desde 1918.

Y si Boston gana este juego para asegurar su séptimo título de Serie Mundial, también sería el primer equipo en barrer oponentes consecutivos de Serie Mundial desde que los Yankees de Nueva York derrotaron a San Diego en 1998 y a Atlanta en 1999.
"Estamos muy confiados, pero al mismo tiempo sabemos que Colorado es un excelente equipo y va a ser uno difícil de derrotar", dijo Jacoby Ellsbury, quien junto con Dustin Pedrosa y Daisuke Matsuzaka ayudaron a llevar a los Medias Rojas a una victoria de 10-5 el sábado.

Ellsbury, quien tuvo la apertura en jardín central en lugar de Coco Crisp, se convirtió en el primer novato en 61 años con cuatro hits en un partido de Serie Mundial. El novato Pedrosa tuvo tres hits, incluyendo un single que ayudó a marcar una tercera entrada de seis carreras contra la inefectiva estrella de los Rockies, Josh Fogg.

Matsuzaka -la importación japonesa de 103 millones de los Medias Rojas- cedió dos carreras y tres hits en 5 1/3 entradas, y tuvo una single de dos carreras contra Fogg en una corrida de tercera entrada de seis carreras por su primer hit de ligas mayores.

"Creo que sentí más presión entrando al séptimo partido de la LCS, con lo que fue más fácil mentalmente", dijo Matsuzaka. "Pero el equipo ganó y no terminé siendo quien cortó nuestro momentum. En ese sentido me siento aliviado".
Los Medias Rojas han anotado por lo menos seis carreras en una entrada cinco veces esta postemporada, y sus bateadores están bateando a .352 (38-108) con 16 dobles en la Serie. Boston podría establecer el record de serie por el promedio bateo más alto de equipo, que actualmente es mantenido por el equipo de los Yankees de Nueva York de 1960, que bateó a .338 perdiendo contra los Piratas de PIttsburgh en siete juegos.

De todas maneras, Colorado le dio color a la situación. Brad Hawpe y Yorvit Torrealba tuvieron singles de carrera impulsada en la sexta antes de que Matt Holliday bateara un jonrón de tres carreras en la séptima para marcarlo a 6-5. Boston luego respondió mientras Ellsbury lograba un doble a Julio Lugo en la octava, y Pedrosa continuó con un doble de dos carreras.
"Pedrosa ha estado con nosotros todo el año. Es un veterano. Ellsbury juega con mucha confianza, y hay una razón por ello. Es un buen jugador y está al tanto de lo que sucede a su alrededor", dijo el manager de los Medias Rojas Terry Francona. "Con lo que no es una fachada. Debería sentirse confiado. Es un buen jugador y sabe como jugar".

Jason Varitek sumó un vuelo de sacrificio para tomar las anotaciones en el partido más extenso de nueve entradas en la historia de la Serie, de 4 horas y 19 minutos.

Jon Lester de Boston y Aaron Cook de Colorado se sobrepusieron a enfermedades amenazadoras para poder volver a lanzar en las mayores. Se enfrentarán en lo que probablemente termine siendo el partido más importante de sus carreras.
Lester se sobrepuso a un cancer que cortó su temporada del 2006 y puso en peligro su carrera. Cook abandonó un partido local en el 2004 a causa de mareos, y al mes se encontraba en la sala de operaciones.

Lester no tuvo su debut de temporada hasta el 23 de julio, y estaba a 4-0 con una efectividad de 4.72 en 11 aperturas. Abre en lugar de Tim Wakefield, quien fue dejado fuera de la rotación de Serie Mundial a causa de una lesión de hombro izquierdo.

"Estoy emocionado"; dijo Lester, un jugador zurdo, previo al tercer partido.

Lester nunca forzó a Colorado en su breve carrera, pero está a 6-1 con una efectividad de 4.75 en 13 aperturas de carrera como visitante.

Cook fue el abridor de día de apertura para Colorado, pero no ha tomado la lomita desde el 10 de agosto, cuando sufrió de una lesión de oblicuo izquierdo en una derrota contra los Cachorros de Chicago. El derecho estuvo a 8-7 con una efectividad de 4.12 en 25 aperturas.