jueves, 1 de noviembre de 2007

El punto de quiebre


Kobe no quiere que Chicago entregue a Deng en un posible canje con los Lakers.

EAST RUTHERFORD -- Luol Deng, alero de los Chicago Bulls, estuvo intranquilo el miércoles por la noche. Había rechazado unos supuestos 50 millones de dólares pocas horas antes y estaba sentado en el húmedo y frío vestidor del Meadowlands, preparándose para un juego de visitante y queriendo más respuestas.

Tyrus Thomas, el alero de los Bulls también en busca de respuestas, se inclinaba para escuchar lo último sobre Kobe Bryant.

Ben Wallace, centro de Chicago, también era todo oídos, procurando descifrar la verdad de los rumores sobre Kobe.

Los tres habían sido mencionados como potenciales señuelos de canje por la superestrella de Los Ángeles Lakers, Kobe Bryant. De modo que en la noche de apertura de la temporada, no estaban demasiado tranquilos.
"Nadie me dice nada. No se qué es lo que está pasando exactamente", dijo Deng respecto de los rumores de intercambio de Bryant.

¿Qué dicen esos rumores?

Que Deng es un gran factor en las conversaciones entre Chicago y Los Ángeles, según las fuentes de ESPN.com.

Y que Deng sigue vistiendo el uniforme de Chicago básicamente porque Bryant así lo desea.

Una fuente allegada a las negociaciones dijo que Deng fue incluido en varias propuestas intercambiadas entre los equipos, pero Bryant ha saboteado casi todos los acuerdos en los que Deng estaba incluido.

Bryant quiere asegurarse de que el equipo al que pase tenga suficiente talento como para competir por el título de la NBA.

Una fuente comentó que las negociaciones entre los equipos se han estancado, pero que de ninguna manera han concluido. Y aunque las dificultades del acuerdo -- igualar salarios e incorporar jugadores en planteles completos sin la flexibilidad que brinda la pretemporada -- son monumentales, los Bulls aún están determinados a hacer todo lo posible para adquirir a Bryant de los Lakers.

Según reportó ESPN.com el sábado, los Lakers han pedido a Deng, Thomas, al base Ben Gordon y al novato Joakim Noah como las bases de cualquier clase de acuerdo para intercambiar a Bryant.

A diferencia de lo que dicen la mayoría de los reportes, los Bulls están dispuestos a entregar a Deng, pero si lo incluyen, sólo entregarán a uno de los otros tres, explicó la fuente.

De cualquier manera, no resulta claro si un acuerdo que incluya a Deng será aceptable para Bryant, quien está usando el poder de la única cláusula que excluye intercambios existente en la NBA amenazando con anular ciertos acuerdos.

"No sólo son los Bulls y los Lakers quienes deben estar contentos con este acuerdo. También está Kobe, y eso es un gran factor", dijo la fuente.
Según la fuente de ESPN.com, los Bulls están dispuestos a entregar un paquete alternativo compuesto por Gordon, Noah y Thomas.

El miércoles, Deng, de 22 años, parecía preocupado mientras evaluaba su situación. La fecha límite para una extensión de contrato y la seguridad financiera que implica se estaba acercando con la medianoche. Deng habría recibido una oferta de extensión por cinco años y 50 millones de dólares con Chicago, pero dijo que decidió no firmar cuando los Bulls se negaron a mejorar la oferta.

Sin la seguridad de un acuerdo, Deng se enfrentaba al panorama de jugar la temporada y convertirse en agente libre restringido en el verano del 2008, que no parece brindar muchas opciones.

Ya ha vivido años con rumores de intercambio, primero ligados a Kevin Garnett y luego a Pau Gasol. La reticencia de los Bulls a entregarlo fue el común denominador en ambos casos. Pero ahora, por más que resulte extraño, el alero de 6'9 pies se considera como el principal factor en la saga de intercambio más mediática de la NBA.

Deng, nativo de Sudán y producto de Duke University, es considerado como uno de los mejores jóvenes en desarrollo de la liga. Su impecable carácter sólo es igualado por la calidad de su tiro en salto a media distancia, su arma ofensiva más letal. La temporada pasada, la tercera que jugó en la NBA, lanzó para el 52 por ciento desde el campo y promedió 18.8 puntos. El miércoles por la noche, en medio de todo el drama que lo rodea, anotó 22 tantos en la derrota de los Bulls ante New Jersey por 112-103 en tiempo suplementario.

Es una de las jóvenes estrellas más sosas de la NBA, apreciado en Chicago pero desconocido fuera de los límites del universo de los Bulls. Y aunque sus logros no se comparan con los de Bryant, es el principal obstáculo en las negociaciones entre los Lakers y los Bulls.

Y todo esto a pesar de que los Bulls lo habrían ofrecido por menos de lo que los Sacramento Kings le asignaron a Kevin Martin, otra joven estrella en una etapa similar de su carrera.

"Estoy muy sorprendido de que no hayamos llegado a un acuerdo. Realmente creí que lo haríamos. Estas últimas semanas hemos estado hablando más seriamente", dijo Deng.

Le preguntaron qué le decía la situación sobre el compromiso de los Bulls con él.

"Entiendo la pregunta, pero no sé cómo responderla", dijo.
Y con eso, Deng comenzó a insistir para que le pasaran información.
Y tras informarle sobre el poder de veto de Bryant y cómo lo estaba usando, le preguntaron si conocía a Bryant personalmente.
"Sí".

¿Tienen relación suficiente como para que lo llames o le envíes un mensaje de texto?
"Sí", dijo Deng. "Creo que ya es hora de que busque su número de teléfono".

Tal vez tenga razón, porque hasta cierto punto, es Bryant quien tiene las riendas de la situación, ejerciendo su poder detrás de escena con la esperanza de que los Lakers cedan y acepten una oferta que no les conviene -- en la que Deng se quede en Chicago. Por ahora, Los Ángeles se ha mantenido firme y lo más probable es que sostengan su postura tanto tiempo como sea posible.