jueves, 3 de abril de 2008

El Hombre Invisible




¿Tendrá Bonds la oportunidad de conectar su HR 763?

No hace mucho, Barry Bonds era el rostro más conocido del béisbol. Ahora nadie sabe donde está. ¿Cuáles son las razones? ¿Volveremos a verlo en acción? Jayson Stark nos contesta esas interrogantes.


Alguna vez, estaba dondequiera. Ahora ni se le ve.
Alguna vez, era El Hombre. Ahora es El Hombre Invisible.
Alguna vez, fue el jugador de mayor perfil en el béisbol. Ahora Barry Bonds anda de perfil tan bajo, que podría ser una historia en el programa "Without a Trace".


Sabemos que Bud Selig no está buscando activamente alguna tarjeta que diga "quisiera que estuvieras aquí" para enviársela a su hacedor de historia favorito en estos días. Pero sí es extraño comenzar otra temporada de béisbol sin el Rey de los Cuadrangulares.

Hay millones de razones por las cuales Barry Bonds no está jugando ahora mismo. La pregunta es: ¿Hay alguna buena razón para ello?

Es cierto que superó en jonrones a Vladimir Guerrero, Gary Sheffield y Travis Hafner el año pasado. Es cierto que tuvo mayor porcentaje de slugging que Mark Teixeira, Adam Dunn y Carlos Beltrán. Es cierto que llegó a base en más ocasiones que Manny Ramírez, Johnny Damon y Torii Hunter.

Así que, ¿por qué Barry Bonds no está jugando béisbol? ¿Por qué no está en uniforme? ¿Por qué no hay un gran letrero de "762" colgando en la pared del jardín de alguien ahora mismo, bajo otro letrero que diga "Los Bombazos de Barry"?

Las respuestas son obvias. Creo. Pero queremos escucharlas por nosotros mismos. Así que estuvimos en las últimas par de semanas haciendoles esta pregunta -- "¿Por qué Barry no está jugando?" -- a los ejecutivos de tres equipos que podríamos describir como contendores, con grandes presupuestos que podrían absorber un contrato de ese tamaño.

Ninguno de los ejecutivos quiso que se le identificara, ya que la unión de peloteros está investigando si los equipos se han confabulado en alguna clase de conspiración para mantener desempleado a Bonds. Así que simplemente nos referiremos a ellos como Oficial A, B y C. Pero sus respuestas refuerzan la noción de que hay muchas razones por las cuales el No. 25 no está jugando ahora mismo -- no solamente una.

Un ejecutivo de un equipo al que encuestamos (también conocido como "Oficial A") admitió rápidamente que su equipo consideró la posibilidad de firmar a Bonds -- porque "nosotros consideramos todo," según dijo.

Así que, le preguntamos, ¿cómo no concluyeron que él los podía ayudar?
"Barry puede ayudar a cualquier equipo", contestó. "Él puede ayudar a los 30 equipos. Él todavía puede batear".

Así que si este tipo puede ayudar a los 30 equipos, ¿por qué no está jugando para al menos uno de esos equipos?

"Porque sólo estoy hablando de las cosas dentro del terreno", dijo concisamente el Oficial A.
Cuando posamos nuestra mirada fuera del terreno, es ahí cuando nuestro hombre Barry deja de lucir tan atractivo. Pero antes de que vayamos ahí, no es que no haya al menos algunas razones justificables por las cuales este hombre no tenga trabajo ahora mismo.

"No veo cómo cualquier equipo de la Liga Nacional no lo ve como un jugador de todos los días", dijo un ejecutivo de uno de esos equipos de la LN ("Oficial B"). "Sé que no nos gusta tener en nuestro equipo a tipos que no pueden jugar defensa en nuestra liga. Y él no puede jugar más defensa. No sé si él sería el peor jardinero defensivo de la liga. Pero tiene que estar en ese grupo."
Así que el asunto de la defensiva saca de la ecuación a 16 equipos. Entonces viene la pregunta: ¿Cuáles equipos contendores de la Liga Americana necesitan un bateador designado? Y la respuesta es: Ninguno. Al menos en teoría.

¿Pero podemos decir que Barry Bonds es mejor ofensivamente que José Vidro, Gary Matthews Jr. o incluso Frank Thomas en esta etapa de su carrera? Claro que sí. Eso no es siquiera un argumento en esta discusión. Pero eso nos lleva a Esas Otras Razones por las cuales Bonds no está jugando.