sábado, 12 de abril de 2008

Genios sin la pelota

A continuación, presentamos los jugadores que mejor defienden en la NBA




Tim Duncan y Kevin Garnett lideran dos de las mejores defensas de la NBA. Y lo hacen muy bien.


Es hora, nuevamente, de los premios de fin de año, y hay una serie de galardones que son particularmente difíciles de repartir.

Me refiero al equipo All-Defense, porque elegir jugadores sigue siendo una mezcla de arte y ciencia. A pesar de los esfuerzos que hacemos los hombres de estadística, como yo, por resaltar el esfuerzo individual, todavía hay muchos costados oscuros.

Sin embargo, tenemos un par de números que pueden resultar útiles. Una de mis categorías favoritas es la de "puntos salvados", la cual compara la cantidad de puntos que un equipo permite con un jugador en cancha (estadísticas de 82games.com) respecto a lo que se espera que otorguen basado en resultados previos. La última cifra puede ser calculada tomando los minutos que un jugador juega en un partido, luego multiplicarlo por la cantidad de puntos permitidos por su equipo en ese partido y dividirlo por 48 (o 53 para partidos con tiempo extra).

El resultado está lejos de ser perfecto, pero con sólo un par de excepciones, refleja la jerarquía general de quién es buen y quién no a la defensiva. El primer problema con este método es que es mucho más fácil lucir bien en este ranking jugando para un mal equipo defensivo que dentro de un equipo con buena defensa, razón por la cual le hice un ajuste al ranking de eficiencia defensiva de cada equipo esta temporada. El segundo dilema es lo que llamo efecto "reserva malo", siendo que es más fácil obtener un buen número en "puntos salvados" si el hombre que te reemplaza es particularmente un mal defensor.

El último punto es más nefario, sin embargo, porque se relaciona directamente con lo que estamos intentando medir. Muchos buenos defensores pasan su tiempo enfrentando a los mejores jugadores rivales. De hecho, muchos entrenadores emparejan intencionalmente los minutos de sus mejores defensores con los de la estrella rival.


BASE ARMADOR
Mención honorable: Tony Parker, Chris Paul, Devin Harris, Baron Davis
Parker (2.26) tiene excelentes números todos los años, en parte porque tiende a compartir la cancha con Bowen y Tim Duncan. De todas maneras, es un defensor menospreciado con buen tamaño y velocidad.

Paul (0.09) es un terror sin el balón, obviamente, como lo revela su enorme total de robos. Puede que los puntos salvados no lo favorezcan, dado que los Hornets parecen jugar más lentos con él en la banca. Sin embargo, su trabajo sobre el balón es más decente que espectacular, por lo que me siento más cómodo dejándolo en este grupo en lugar de ubicarlo entre los tres mejores.

A Harris (1.14) lo elegí para el primer equipo el año pasado, pero sus números no han sido tan buenos esta temporada, y sospecho que podría estar concentrándose más en el costado ofensivo especialmente desde que se fue a Jersey.

Davis (2.62) fue mi elección para el tercer equipo del año pasado y todavía puede defender tan bien como ninguno cuando lo necesita, pero hay demasiados partidos en lo que luce desinteresado.


Tercer equipo: Chauncey Billups, Detroit (4.36)Luego de recibir una mención honorable el año pasado, Billups avanzó al tercer equipo. Los Pistons han sido uno de los cinco mejores equipos defensivos en toda la temporada y su habilidad para sostener el fuerte en el punto de ataque es una de las claves.

Aunque bases más rápidos pueden causarle algunos problemas, es virtualmente imposible postearse frente a él y es lo suficientemente grande como para defender bases tiradores -de hecho, suele cambiar asignaciones con Richard Hamilton


Segundo equipo: Keyon Dooling, Orlando (7.98)Me costó poner a alguien que jugó tan poco tan alto en esta lista, pero es una defensor activo con buen tamaño, además de poder defender dos posiciones y presionar el balón con muchas disposición. Más importante aun, sus números revelan cuán mejor defiende Orlando con él dentro de la cancha.

Estoy seguro que será completamente ignorado en la verdadera votación, pero es un defensor de calidad que merece una oportunidad.


Primer equipo: Rajon Rondo, Boston (5.94)Elegido al segundo equipo el año pasado, Rondo merece este ascenso al primer equipo esta temporada. Es uno de los bases más rápidos de la liga y sus largos brazos lo convierten en una peste para los bases rivales. Además, tiene el tamaño para controlar bases más grandes en los cambios de marca.

La temporada pasada, tuvo el mejor promedio por minuto en la posición, y esta temporada, quedó segundo, por lo que los números apoyan lo que mi análisis sugiere.


ESCOLTA
Mención honorable: Anthony Parker, Tony Allen, Ron Artest, John Salmons
Parker (-0.29) fue mi selección para el segundo equipo del año pasado, pero sus números no han sido tan buenos este año y, subjetivamente, no creo que haya defendido tan bien esta temporada.

Allen (4.06) jugó con absoluta ferocidad las tres veces que lo en persona, pero el esfuerzo no lució tan consistente en los partidos que lo vi por TV, y no jugó tanto como los muchachos que elegí para el podio.

Los Kings han sido un equipo horrible en defensa, pero Artest (0.29) y Salmons (3.68) fueron dos puntos salientes. Sin embargo, Artest se concentra demasiado en la ofensiva en demasiadas ocasiones y Salmons fue relegado a la banca cuando Kevin Martin regresó de su lesión.


Tercer equipo: Kobe Bryant, L.A. Lakers (4.21)A las súper estrellas no se les suele exigir demasiado en defensa hasta los últimos momentos de cada partido. Pero a Bryant se lo piden más a menudo que a la mayoría y es un trabajo que hace muy bien, por lo que tiene merecido su lugar en el tercer equipo defensivo por tercer año consecutivo.

Para destacar: su defensa no pareció perder ningún paso a pesar de que sufrió una lesión en el meñique a mitad de temporada que probablemente lo obligue a pasar por el quirofano en el receso.


Segundo equipo: Raja Bell, Phoenix (4.59)Aunque Bell ha decepcionado con su tiro esta temporada, su defensa se ha mantenido sólida. Se ha dejado de quejar tanto de los árbitros y se ha concentrado en defender. Y parece que la estrategia ha funcionado.

Los bases tiradores rivales tienen un microscópico índice de eficiencia de 12.1 cuando él está en la cancha, según 82games.com.


Primer equipo: Shane Battier, Houston (1.55)Aunque juega como alero pequeño a la ofensiva, Battier ha pasado la mayoría de su tiempo defendiendo bases tiradores. Además, ubicarlo en esta oposición nos provee el primer equipo defensivo más fuerte en el global.

Este es probablemente el caso ejemplar en el que los números van en contra de mis observaciones y dado que el total de puntos salvados de Battier en temporadas pasadas fue espectacular, esto defintivamente parece un fiasco.

Subjetivamente, creo que Battier fue el mejor alero defensivo de la liga esta temporada y el mejor defensor en el segundo mejor equipo de la liga. Me explayé sobre sus talentos defensivos hace unas semanas cuando estuve siguiendo a los Rockets durante su racha ganadora, por lo que no voy a repetirme, salvo para decir que si no forma parte del equipo All-Defense este año, se cometerá una injusticia tremenda.


ALEROS PEQUEÑOS
Mención honorable: Josh Howard, Stephen Jackson, Andre Iguodala
Howard (4.17) ha sido uno de los mejores jugadores de ida y vuelta durante varios años, pero no estoy seguro que forme parte de la elite en ninguno de los dos costados del campo. Es su segundo año consecutivo con mención honorable y fácilmente podría haber integrado el tercer equipo.

Jackson (2.53) es uno de los buenos defensores en un equipo defensivamente horrible, pero no creo que se mueve tan bien lateralmente como algunos de los otros muchachos en esta lista.

Iguodala (1.51) tiene armas sobresalientes y ofrece un esfuerzo decente para un muchacho con tanta responsabilidad en ataque. Es una de las razones por las que los sorprendentes Sixers están séptimos en eficiencia defensiva, por lo que me duele un poco dejarlo fuera del podio, pero todavía no está a la altura de los mejores tres.


Tercer equipo: Paul Pierce, Boston (6.90)Una de las grandes razones por las que los Celtics han sido increíblemente buenos en defensa es que Pierce compró el sistema y ha puesto más esfuerzo que nunca en el costado defensivo.

Sus números en ataque han sufrido un poco por ello, pero la posición de Boston habla por sí sola. Pierce siempre ha tenido el físico y la velocidad de pies para ser un buen defensor, y este año, realmente lo ha demostrado.


Segundo equipo: Bruce Bowen, San Antonio (2.77)Creo que no hay dudas que el rendimiento de Bowen, a los 36 años, ha caído un poco y ya no es la fuerza devastadora que era. Con eso dicho, ha caído levement desde un pico tremendamente alto.

Bowen todavía se mueve lateralmente mejor que nadie y mantiene la mentalidad arrolladora que ha frustrado a tantos anotadores rivales en la última década.


Primer equipo: Tayshaun Prince, Detroit (6.83)Para Prince, la defensa se remite a una simple premisa: puede jugar más lejos de sus rivales que nadie simplemente porque sus brazos son tan largos que igualmente puede disputar cada tiro. Como resultado, es muy difícil superarlo, pero a la vez es realmente complicado tomar un tiro limpio desde el perímetro contra él.

Es además muy bueno defendiendo bases en los cambios de marca y, desde que Ben Wallace se fue, ha sido más vital para el éxito defensivo de Detroit.


CENTROS
Mención honorable:Kendrick Perkins, DeSagana Diop, Tyson Chandler, Jeff Foster
Perkins (7.42) ha sido el complemento perfecto de Kevin Garnett; es un jugador físico que hace el trabajo sucio y puede chocar contra los hombres grandes más potentes de la liga, y no le importa cuántos toques reciba en el otro costado del campo. Puede superarte con su actitud física por momentos, pero es menospreciado como factor del éxito de los Celtics.

Chandler (2.42) tiene un similitud con su compañero Chris Paul: su importancia es claramente visual, pero difícil de probar estadísticamente. Es el mejor defensor en un equipo bastante bueno en defensa, pero no es fácil colarse entre los tres mejores centros defensivos, por lo que debe conformarse con otra mención honorable.

Diop (8.54) ha registrado números increíbles y las observaciones lo apoyan: es claramente uno de los mejores centros defensivos de la liga, tanto debajo del poste como ofreciendo ayuda. Pero hace tan poco en ofensiva que casi no juega, por lo que es difícil ubicarlo más arriba en la lista.
Foster (5.87) es absolutamente menospreciado en defensa. Puede que sea el centro más veloz de la liga y se siente perfectamente cómodo saliendo al perímetro y chocando con los aleros pequeños. Con Jermaine O'Neal fuera, ha sido el defensor clave dentro de un equipo que de alguna manera se mantuvo en mitad de tabla en eficiencia defensiva


Tercer equipo: Dwight Howard, Orlando (-0.52)Howard es el defensor principal en uno de los mejores equipos de la liga y un dominante rebotador defensivo. Sus estadísticas en puntos salvados son sorprendentemente promedio, pero influye el hecho que tiene como reserva a un buen defensor como Adonal Foyle.

Para mi, los dos números que más representan su valor son: que los centros rivales tienen un índice de eficiencia de 12.9 contra él y que Orlando está séptimo en eficiencia defensiva con Howard como el único defensor sólido en la alineación titular.



Segundo equipo: Marcus Camby, Denver (1.77)Subjetivamente, creo que Camby defendió al menos tan bien como el año pasado, cuando ganó el premio al mejor defensor del año. Obviamente, gran parte de haber logrado esto tiene que ver con haberse tomado el año libre en ataque, pero no nos preocupa eso en esta columna.

Denver, créanlo o no, está décimo en eficiencia defensiva y la movilidad de los hombres grandes como Camby, Kenyon Martin y Eduardo Najera es la razón por la que están ranqueados tan alto con el tremendo ritmo que imponen y la poca presencia defensiva


Primer equipo: Tim Duncan, San Antonio (3.94)Los Spurs tienden a limitar la exposición de Duncan contra las estrellas rivales, por lo que raramente podemos ver cuán bueno es en el hombre a hombre. En cambio, nos conformamos con ver su defensa de libro cuando ayuda y la forma en que mantiene sus manos en posición de bloqueo sin mover los pies del suelo.

Creo que, como Bowen, puede haber bajado un poco respecto a su hora pico, razón por la cual los Spurs están "solamente" terceros en eficiencia defensiva esta temporada, pero él sigue formando parte de la elite defensiva de la liga.


ALA-PIVOTES
Mención honorable: Anderson Varejao, Boris Diaw, Josh Smith, Lamar Odom
Debo mencionar a Diaw (5.29) porque sus números han sido enormes y los aleros de poder rivales registran un índice de eficiencia promedio de sólo 13.6 contra él. Sus números no fueron tan buenos como los de años anteriores, y subjetivamente, no lo veo cerca del nivel del resto de los miembros de este grupo, pero sus estadísticas merecen al menos incluirlo en la discusión.
Smith (2.83) es un bloqueador tremendo y está redondeando el resto de su juego defensivo& aunque todavía no lo ha logrado. Sus lapsos son cada vez más esporádicos, por lo que en un par de años, probablemente pueda escalar al podio..

Odom (5.02) ha respondido a la continua reducción de su rol ofensivo con mayor calidad defensiva en dos posiciones y ha bajado un promedio de 11 rebotes cada 40 minutos. Es un poco menospreciado en ofensiva, pero no recibe ni el mínimo crédito a pesar de lo duro que juega en defensa..

Varejao (5.07) se perdió bastante tiempo por el holdout y una lesión, y su timing no estuvo tan preciso cuando regreso, pero no se puede dejar pasar lo importante que es para Cleveland. Fue elegido para el tercer equipo el año pasado y hubiera repetido si hubiese jugado toda la temporada..


Tercer equipo: Chuck Hayes, Houston (7.46)Miembro del segundo equipo el año pasado, Hayes, con 2,01 metros, es pequeño para su posición, pero libra por libra, es uno de los jugadores más fuertes de la liga. Sabe como utilizar cada gramo de su peso para correr a sus rivales de las mejores posiciones en el poste.

Sus estadísticas defensivas han sido enormes en sus tres temporadas en la liga, por eso aunque perdió el puesto con Luis Scola, igualmente merece un lugar en el podio.



Segundo equipo: Rasheed Wallace, Detroit (5.99)A pesar de que suele perder la cabeza y tiene una reputación de tiro al aire, Wallace es un defensor inteligente que usa su alcance de manera excepcional para molestar a los tiradores. Comete pocos errores, puede defender la posición de centro y realiza un trabajo decente manejando a los bases en los cambios de marca.

Como agregado, ha concedido menos puntos gratis esta temporada, recibiendo sólo 11 faltas técnicas.


Primer equipo y jugador defensivo del año: Kevin Garnett, Boston (8.22)Sí, las estadísticas defensivas de Garnett han sido enormes, pero sólo cuentan una fracción de la historia. Boston era un equipo bastante pobre en defensa el año pasado y el canje por Ray Allen no aseguraba que fueran a mejorar.

En otras palabras, el salto desde el puesto Nº 18 en eficiencia defensiva al tercer mejor de todos los tiempos en una temporada prácticamente se debe a la llegada de Garnett. Su intensidad en la cancha es palpable, pero quizás más importante es cómo ha afectado a Pierce y a los jugadores que salen de la banca. No estoy seguro si esto se traduce en un premio al JMV no cuando Chris Paul está salvando al básquetbol en New Orleans- pero si no gana el premio al mejor defensor del año, deberá realizarse alguna investigación, porque ha sido absolutamente espectacular.