lunes, 14 de abril de 2008

Qué vergüenza


Leyland hace sentir su molestia con los Tigres tras cuarta blanqueada del año




Las estadísticas son apabullantes.

Los Tigres de Detroit, quienes eran los favoritos de muchos para ganar la Serie Mundial este año, son dueños del peor récord en las mayores con 2-10. Su distancia del primer lugar es de 5½ juegos con la peor actuación ofensiva de Grandes Ligas con tan sólo 33 carreras anotadas y con 78 permitidas, el mayor número de la liga.

El margen de diferencias de carreras de Detroit con Chicago es de 46-12.
"Hace sentido ver dónde estamos porque esa es la manera cómo hemos jugado", agregó Leyland. "No es sorprendente que estemos 2-10. Hemos sido blanqueados cuatro veces. & Yo nunca pensé que nos iban a blanquear cuatro veces en todo el año, para ser sincero".

Detroit ya lleva una blanqueada más de las que sufrió el año pasado y lleva el doble en blanqueadas este año comparado con cualquier equipo de las mayores.
"Sólo estamos en una mala racha", dijo Leyland. "¿Podré yo sacarlos de la mala racha? No, no lo creo. Ellos mismos tienen que salir de ella".

El lanzador veterano Kenny Rogers tiene foca de 0-3, luego de permitir siete carreras, siete imparables y cuatro boletos gratis en unas cuatro entradas el domingo.

"No somos un buen equipo ahora mismo", dijo Rogers. "Somos un equipo tan malo como el peor en ahora mismo en todas las facetas del juego, incluso yo mismo. Se supone que yo tenga consistencia y estaba muy incómodo allá afuera e inconsistente".

¿Cuán mal le va a los Tigres? En un sencillo de Jim Thome en la quinta entrada del domingo, el tercera base de los Tigres, Miguel Cabrera, se tropezó con el pie del árbitro de tercera base y perdió la oportunidad de una atrapada fácil.
"Eso te dice cuán mal nos ha ido a nosotros", dijo Leyland.

"Yo me siento avergonzado ahora mismo", dijo Cabrera al diario Detroit Free Press. "Estoy desilusionado con lo que estoy haciendo en el terreno. & Estoy haciendo swing a malos lanzamientos. & Es malo, estoy jugando mal. & Me siento mal. Siento que todos se ríen a mi espalda".

Cabrera firmó un contrato de ocho años y 152,3 millones de dólares antes del comienzo de la temporada, en la que batea promedio de .175.

"El está molesto", dijo el jardinero Magglio Ordóñez al diario, al hacer referencia a Leyland. "Él debe estarlo. ¿Has visto nuestro récord?".
"Yo no aguanto más", dijo Leyland al periódico. "Estoy en el punto en que ya no lo aguanto adentro muy bien, y lo digo en serio. No voy a explicar lo que dije. Eso es entre nosotros".

El toletero Gary Sheffield ha visto estos episodios anteriormente de parte de Leyland, cuando jugaba para él en 1997.

"Es parte del juego", dijo Sheffield al Free Press antes del juego del domingo. "Tú vas a apestar, la gente te lo va a decir, y tú mismo piensas que apestas probablemente antes de que ellos te lo digan. Eso es lo que yo amo de nuestro dirigente. Él te lo va a decir: 'Tú apestas'. Eso es lo que aprecio".

"Yo acepto la responsabilidad total por el desempeño de este equipo, que no ha sido bueno", dijo Leyland al diario. "Pero será bueno".

Detroit abre una serie de dos partido en casa contra el rival de división de los Mellizos de Minnesota el lunes en la noche.